Pan Integral

¡Ajá pelaitos!

Esta entrada la tenía pendiente desde hace mucho tiempo, cuando mi primo me preguntó acerca de la diferencia entre el pan normal y el integral. Justo ayer, vi desayunar a un amigo con pan integral y me acordé. Cuando le pregunté porqué comía ese tipo de pan en vez del tradicional, me contestó: “DianaLuc, no había sino éste cuando fui a comprar…”

Haciendo un par de preguntas a través de mi cuenta en tuiter, veo que la gente tiene una seria confusión acerca del tema. Lo primero, es aclarar la diferencia entre un alimento y otro. Hay gente muy bien informada en cambio, y otra que… Miren este video —>

El pan integral es aquel, elaborado a partir de harina que no ha sido refinada, mejor dicho, harina que prácticamente es salvado. Este último conserva el recubrimiento del grano de trigo, y a esto debe su color oscuro. Es decir, el salvado es mas mugroso que la harina, ya que la “cáscara” es la que está en contacto con todos los agentes contaminantes del medio.

El que ha ido a un molino de trigo, ve cómo de una operación a otra, la harina es más blanca. El trigo que se recogió lleno de suciedad e impurezas, es blanqueado, gracias a un proceso de prensado y de limpieza con agentes químicos. El Salvado se obtiene antes de la mitad del proceso de refinado.

Los alimentos integrales entonces, conservan un gran contenido de fibra, y esto, mis amigos, es el buen aporte de ellos. Las personas con problemas digestivos pueden potencializar sus tratamientos médicos, aumentando el consumo de estos productos o integrándolos completamente a sus dietas. No sirven para perder peso, ni para una figura mas esbelta.

Hasta aquí todo va bien. Van ganando. Vamos a ver, cuán ingeniosas son las empresas colombianas al momento de rotular sus productos integrales y qué tanto estamos comiendo en realidad de fibra y calorías. Para que un alimento sea realmente integral, debe contener al menos 75% de salvado de trigo. Es importante reconocer esto en la etiqueta del producto e indagar bien antes de comprar, ya que la legislación colombiana, en la resolución 288 de 2008, que es la que le compete el rotulado de los alimentos, no lo aclara.

Con esto, les digo que cualquier fabricante que declare que su producto tiene algo de salvado de trigo, puede ponerle a su pan, “integral”. En este enlace pueden mirar mas información a la hora de examinar la etiqueta de este tipo de alimentos: Distingue entre el pan tradicional y el integral.

Adicionalmente, como ingeniera de alimentos, puedo decirles que un alto consumo de fibra, puede producir diarrea. Mucho ojo con creer que todo lo integral nos hace bien, porque este tipo de productos pueden evitar que ciertos minerales como el hierro, el calcio o el zinc, se absorban durante la digestión. Para los que sufren de estreñimiento, puedo recomendarles frutas supremamente efectivas: El pomelo y el banano. Lo natural y menos procesado siempre será la mejor opción.

Quiero darle un agradecimiento especial a las personas que  hicieron valiosos aportes para este post:

Me queda pendiente escribir sobre el vino patero, puro mugre fermentado, pero me cuentan que delicioso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s