El té helado sabe a tierra

Hola a todos.

Cada vez que voy al Corral o cualquier otro restaurante por el estilo, me indigno cuando la persona adelante mí, ordena su hamburguesa con “Nestea”, engañándose así misma y creyendo que  así hará su comida más saludable. ¡Pobrecitos! Para su desgracia, lo único que hacen es tranquilizar momentáneamente su conciencia.

El té helado me sabe a tierra en cualquier presentación. Esa bebida tiene la particularidad de dejar en tu boca una sensación a ladrillo que no logró enmascarar el saborizante artificial de durazno o limón. Qué le encuentran de rico, no sé. Adicionalmente, bajo la premisa engañosa que hace creer a sus consumidores que es más saludable que los demás refrescos, ha ido desplazando el consumo de gaseosas y jugos naturales. (Esta afirmación la hago basada en la mera observación de las compras de las personas y de indagar en ellos porqué la eligen; pregunten sino me creen).

La percepción de las personas de que consumir té en vez de gaseosa, es más saludable, cada vez se ha vuelto más arraigada. Además de que no me gusta, que lo odio con todas mis fuerzas, cualquier marca y cualquier sabor; les voy a contar unas cuantas verdades acerca de él para que se den cuenta que tenemos que tener los ojos abiertos ante todo lo que nos quieren vender y creemos que es “saludable”.

El té helado no dista mucho de ser una gaseosa, ambos tienen casi el mismo contenido de sodio, de azúcar y sus ingredientes, al juntarse no pasan de ser un mero menjurje artificial que dista mucho de la infusión con hojitas que se prepara en casa.

Como sé que les encanta el té, y que se niegan a creerme, acá les voy a dejar unas imágenes que yo misma tomé, de etiquetas. La una corresponde a la composición nutricional e ingredientes de la famosa Coca Cola. La otra es de una marca conocida de Té helado.

Calorías: 100; Sodio: 15 mg; Carbohidratos 36 g; Azúcares: 26 g.

Ingredientes: Agua, Azúcar, “extracto de té”, acidulante, saborizante artificial, regulador de acidez. Calorías: 110; Sodio: 15 mg; Carbohidratos: 28 g; Azúcares: 28 g.

Como se pudo observar, los ingredientes y sus cantidades son básicamente iguales. Un vaso de té helado y un vaso de Coca Cola vienen siendo la misma cosa, es más; en calorías, el té le gana por diez unidades a la gaseosa. La única diferencia significativa la encontramos en el ingrediente “extracto de té”. ¿Qué es eso?

El extracto de té, es una materia prima, que en el mejor de los casos, para las presentaciones comerciales tiene un 45% de pureza (miren). Quiere decir que el resto de su composición son otros aditivos que sirven para hacerlo rendir. Lo que le ponen al té helado que consumen en restaurantes y compran en la tienda, no debe distar de este porcentaje. Entonces lo que realmente se consume de té como tal en este tipo de bebidas es una cantidad muy baja, muy baja.

Sigan tomando té, sigan tomando té.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s