Pringles y papas no son sinónimos

Recientemente, mientras hacía telemercadeo, me encontré con un tubo de esas papas Pringles. Empecé a comer por inercia, y de repente me sentí transportada a la galaxia del plástico (este lugar existe en Sincelejo, miren —> La Galaxia del plástico). Digo, porque me vi sumergida en texturas  artificiales, aderezadas con sabores que únicamente consigo en una tienda de saborizantes artificiales importados.

Para terminar de describirles tal sensación, me sentí masticando unos nuggets de MacDonalds.

Al momento, alguien me hizo caer en cuenta, que en la etiqueta de Pringles, no dice “papas” sino “snack a base de papa”. Efectivamente, estas perfectamente moldeadas, mal llamadas “papas” no son sino otro producto de la extrusión en la industria de alimentos.

Yo me acuerdo, una vez que estuve en una fábrica muy reconocida que hace papas fritas, visitando las instalaciones (muy bonitas por cierto), y uno podía ver cómo lavaban las papas, cómo las pelaban, cómo las fritaban y después las secaban. Recuerdo aún en ese momento, haber pensado que todo podría ser todavía más natural. Para Pringles, ya me imagino que todo se hace en una caja de petri y que después de la combinación de muchos polvos, entre esos un extracto de papa con 10% de pureza, es que se obtiene el producto.

Haciendo investigación para esta entrada, me encontré en internet varios blogs proponiendo exactamente lo que dice el título de esta entrada. Además, argumentan que la salida de Pringles, además de tener un producto que se diferencie de las papas tradicionales del mercado, consiste en que la exención de impuestos que produce declarar en una etiqueta “snack a base de papa” es grande.

Así, que estas frituras, no son sino el resultado de mezclar sabores artificiales, papas deshidratadas y harinas obtenidas de diferentes cereales. Puro plástico. El contenido de estos tarros cilíndricos es muy cercano al contenido del almacén Sincelejano La Galaxia del plástico.

Yo recomiendo, que en vez de estar comprándoles tantas cosas a los gringos, más bien miremos los productos colombianos. La marca Super Ricas nos ofrece opciones deliciosas, con variedad de sabores desde los naturales hasta los artificiales, pasando por sus papas con Omega 3, muy ricas. Hasta alimentos funcionales nos ofrecen, de la manera más natural posible.

Acá les dejo dos links con información ampliada acerca de Pringles y su farsa.

http://espanol.mercola.com/boletin-de-salud/la-impactante-historia-de-como-se-hacen-las-patatas-pringles.aspx

http://www.taringa.net/posts/humor/3289002/Las-Pringles-no-son-patatas-fritas_.html

NOTA: Le doy las gracias a Julián Ramos, porque sin querer me dio el título para este post. A él lo pueden seguir en Twitter acá —> @juliandrs

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s